Los colegiados se forman en el uso de la Inteligencia Artifical y Big Data en sus despachos

Jornada Big Data e IA SL.jpg

¿Cómo puede la Inteligencia Artificial ayudar a los abogados? A esta pregunta dio respuesta José María Fernández Comas, fundador de la publicación Derecho Práctico, durante la jornada sobre ‘Big Data e Inteligencia Artificial’ organizada por el Colegio de Abogados de Granada y Wolters Kluwer en la mañana del 13 de marzo.

El ponente, embajador del Instituto de Innovación Legal, comenzó su intervención con un repaso histórico en torno a la información en el ámbito jurídico, desde la hegemonía del papel hasta la cuarta revolución industrial y la irrupción de las tecnologías disruptivas, abordando a continuación los beneficios y utilidades de la Inteligencia Artificial para el trabajo de los letrados y las amenazas que también aporta esta evolución al mercado de servicios legales. “Si bien es cierto que la Inteligencia Artificial y el Big Data permiten a los despachos y firmas ser más competitivos y eficientes, también van a ofrecer al mercado una serie de plataformas de servicios jurídicos o plataformas que gratuitamente resuelven dudas jurídicas, lo que va a quitar un nicho a los abogados”, explicó Fernández Comas.

No obstante, el también creador de Lexplorer -un comparador de herramientas para la gestión del despacho-, puntualizó que “se abren un montón de expectativas al abogado para que, si se prepara para lo que tenemos encima, realmente pueda llegar a una buena parte del pastel más grande y jugosa”. Aunque reconoció que la adaptación de los colegiados a estas nuevas tecnologías es “un proceso lento” y aún se encuentra en primera instancia, “los resultados pueden ser prometedores” y los clientes ya comienzan a reclamar el uso de estas herramientas, convirtiendo a esta tendencia de trabajo en un “fenómeno imparable”.

En este sentido, el experto expuso el caso de Jurimetría, una de las últimas aplicaciones basadas en la Inteligencia Artificial y el Big Data para los abogados, desarrollada por Wolters Kluwer para rentabilizar los despachos y confirmar la excelencia jurídica. “Fundamentalmente ofrece una analítica jurisprudencial estadística y predictiva y está desarrollada por Google, lo que le da la potencialidad de Inteligencia Artificial, pero también de usabilidad y navegabilidad muy interesantes”, comentó Fernández Comas. Para ello, a partir de la investigación y monitoreo de millones de resoluciones judiciales, la herramienta permite a los usuarios conocer, entre otras cosas, la predicción de duración del caso, la probabilidad de éxito de los recursos y, sobre todo, acceder a un conjunto de datos y resultados muy relevantes que posibilitan que el letrado gestione mejor su tiempo y pueda ofrecer unas expectativas a los clientes, “no al 100% exactas, pero sí muy aproximadas”.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar