El Colegio acoge la exposición 'Dibujando emociones', del artista granadino Joaquín de Alva

Exposición Joaquín de Alva SL.jpg

Un total de 22 obras realizadas a bolígrafo componen la exposición ‘Dibujando emociones’ que acoge el Colegio de Abogados de Granada, una colección de un asombroso hiperrealismo en la que su autor, Joaquín de Alva, demuestra una depurada técnica, fruto de su habilidad innata en el dibujo y su experiencia profesional como delineante.

La exposición fue inaugurada en la tarde del 7 de mayo por el decano, Eduardo Torres, quien agradeció al artista su voluntad de compartir su arte con la Abogacía granadina y formar parte del nuevo ciclo cultural de la institución. “Hemos cambiado la política de exposiciones, porque solo hacíamos una exposición dos veces al año, pero ahora hemos decidido que haya una muestra permanente”, explicó el decano a los asistentes al acto. Por su parte, De Alva también quiso dar las gracias por contar con él para esta iniciativa y “por apostar por el Arte desde una institución como es el Colegio de Abogados de Granada”, al que le ha cedido un representativo cuadro del Pilar del Toro.

La nueva muestra, que sucede a la colección ‘Flúor’ de Antonio Bueno, recoge diferentes paisajes granadinos, como la Alhambra o el Paseo de los Tristes; elementos arquitectónicos, como un león del palacio nazarí o diversas fuentes de la ciudad; y estampas religiosas, bodegones o retratos, entre otros motivos, en los que emplea una media de 2 o 3 bolígrafos por cuadro. La temática es diversa, pues como señala el granadino nacido en 1950, “si veo algo que me emociona, no lo comento; simplemente lo dibujo”. Ahora bien, toda su obra presenta una nota en común: su capacidad para plasmar la realidad, como si de fotografías se tratasen, a través de trazos de tinta que capturan volúmenes, proyecciones de luces y sombras y perspectivas.  ‘La matriarca’, cuadro destacado por el propio dibujante, es un buen ejemplo de ello.
 
Aunque su relación con esta técnica comenzó en su juventud, cuando fue seducido por las ilustraciones de Gustavo Doré que decoraban los clásicos de la Literatura, fue en 2010, tras su jubilación, cuando el autor decidió dedicarse al Arte. Desde entonces, De Alva dedica gran parte del día a esta disciplina, aunque, como él mismo señala, “las horas pasan rapidísimo” desde ese primer boceto a lápiz hasta que, con paciencia y pulso, consigue el resultado esperado. “Una vez que está todo encuadrado, voy línea por línea con el bolígrafo, con una servilleta en la mano para limpiarlo, porque si hay algún borrón, el cuadro no sirve”, explica el artista, que se considera su mayor crítico.

‘Dibujando emociones’, que también ha sido expuesta en otros puntos de la provincia y de la geografía española, estará abierta hasta el próximo 22 de mayo, en horario de 9 a 15 horas, para los letrados granadinos –y demás ciudadanos- que se acerquen al Colegio de Abogados.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar