La Mutualidad informa a los letrados de su cartera de productos y la clave de su rentabilidad

Sesión informativa Mutualidad SL.jpg

La Mutualidad de la Abogacía ofreció el pasado 6 de febrero una jornada informativa en el Colegio de Abogados de Granada con el objetivo de dar a conocer la labor y servicios de ahorro, jubilación y protección que presta esta entidad privada desde que fuera creada en 1948.

Para ello, el acto contó con el director general de la Mutualidad General de la Abogacía, Rafael Navas Lanchas; el responsable territorial, Francisco Galván Toscano; y el delegado de la institución en Granada, Gabriel Rubio.

En este sentido, Navas comenzó su exposición recordando a los asistentes que la capacidad de elegir entre el sistema público o privado que tienen los abogados tiene sus consecuencias y, por ello, es una decisión que debe ser reflexionada. “El abogado debe tener conocimiento de causa sobre dónde quiere integrarse y cuál es la mejor opción según sus características; por ejemplo, entrar en el RETA es una decisión irrevocable, lo que no ocurre si se elige cualquiera de los sistemas privados”, puntualizó el representante de Mutualidad Abogacía, que en la actualidad cuenta con 3.300 mutualistas en Granada y más de 200.000 en España. 

Tras ese primer inciso, la charla continuó explicando cómo funciona el sistema de la Mutualidad desde 2005. “Mientras que, en las pensiones del sistema público, hay una solidaridad generacional, en la Mutualidad es el propio abogado el que se diseña, durante su carrera profesional, su propia pensión en función de las capacidades que tiene”, comentó Navas, desgranando los diferentes productos y servicios -adaptados a las necesidades individuales- que ofrece la Mutualidad al colectivo de letrados, como el Plan Universal de la Abogacía o los planes y seguros adicionales. 

Asimismo, el director general también compartió con los presentes los datos actuales de la entidad y los motivos que permiten a la Mutualidad facilitar una rentabilidad superior a la de otras instituciones, situándose en una media del 5% desde 2005. “En estos últimos años, sobre todo a partir de la transformación de 2005, se ha generado una confianza que antes no existía, es decir, el hecho de que los mutualistas hayan depositado en nosotros en torno a 646 millones de euros de aportaciones nuevas en 2018 es prueba de ello”, sostuvo Navas, que justificó esta confianza en la seguridad, el largo plazo, el valor y la regeneración que caracterizan a las inversiones de la institución. “Gestionamos en torno a 7.300 millones de euros y una buena parte de ese ahorro es líquido, lo que nos permite tener una política de inversiones en la que sabemos cuándo van a vencer estos flujos”, comentó.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar