Peláez Solís analiza la situación del Pacto de Estado en violencia de género y la Guía de buenas prácticas del CGAE

Jornada Violencia Pacto SL.jpg

El Grupo de Violencia de Género del Colegio de Abogados de Granada celebró el pasado 18 de enero una jornada titulada 'Pacto de Estado y Guía de Buenas Prácticas del Abogado y Abogada de la Mujer Víctima de Violencia de Género', con el objetivo de que los letrados dispongan de la formación especializada necesaria para poder “prestar una asistencia adecuada y desmontar con, argumentos jurídicos, todas las críticas que no tienen fundamento, en un momento en el que la legislación sobre violencia machista vuelve a cuestionarse”, según explicó la presidenta de la agrupación, Montse Linares.

Para ello, el Salón de Actos de la sede colegial de Santa Ana contó con la presencia de Filomena Peláez Solís, decana del Colegio de Abogados de Badajoz y presidenta de la Subcomisión de Violencia de Género del Consejo General de la Abogacía Española, que fue presentada por el vicedecano y diputado Primero de la Junta de Gobierno, Antonio Mir. En su primera intervención tras su toma de posesión, el representante colegial destacó la gran labor de los Grupos Especializados –es especial, el de Violencia de Género- en cuanto a formación, uno de los “pilares fundamentales de la gestión del Colegio”, y la gran profesionalidad y compromiso de la ponente. “Es una gran persona, una abogada de a pie y de los profesionales que más pueden conocer sobre esta materia”, señaló el representante de la Corporación.

Así, la experta comenzó su intervención analizando la situación del Pacto de Estado, actualmente en trámite legislativo, explicando las enmiendas a la norma presentadas por la Abogacía y las demandas más acuciantes para conseguir el mayor impacto en la lucha contra la violencia de género. “En lo que concierne a los letrados, peleamos mucho porque sea preceptiva la asistencia letrada en sede policial, ya que es fundamental que la víctima esté asesorada, informada y asistida por abogados -igual que lo está el investigado- porque, aunque es un derecho, no es preceptivo y queda al albur de la propia víctima, dándole una inferioridad jurídica importante con respecto al detenido”, subrayó la ponente, que también se refirió a la dispensa del deber de declarar del artículo 416 o la representación de la víctima en el proceso hasta la apertura del juicio oral.  

Junto a esto, Peláez Solís compartió con los numerosos presentes –tanto de forma presencial, como a través de streaming en las delegaciones de Motril, Baza, Guadix, Loja y Huéscar- la Guía de buenas prácticas desarrollada por el CGAE, un documento de gran ayuda para “los abogados que por primera vez se acercan a este turno especializado y para quienes están y quieren seguir aprendiendo y puliendo su trabajo”, mencionando también la guía elaborada por el Consejo General del Poder Judicial. “La sociedad tiene un camino andado en materia de violencia de género y ese camino tiene que seguir, porque nadie en su sano juicio pone en peligro la seguridad de las mujeres y, aunque me preocupa que todo este revuelo pueda confundir a personas de buena fe, creo que primará la cordura y el sentido común”, sostuvo la ponente.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar