El Grupo de Violencia de Género organiza una jornada sobre asimetría penal y TIC

Jornad Violencia Asimetría SL.jpg

Los colegiados granadinos pudieron asistir el pasado 7 de junio a una nueva jornada del Grupo Especializado en Violencia de Género del Colegio de Abogados de Granada en la que profundizó en la influencia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en estas situaciones de maltrato y el debate político abierto sobre la asimetría penal y la presunción de inocencia.

Para ello, el evento formativo –presentado por el vicedecano, Antonio Mir, y el tesorero de la agrupación, Miguel Ángel Rosales- contó con las intervenciones de Susana Gisbert Grifo, portavoz de la Fiscalía Provincial de Valencia, y María Tardón Olmos, magistrada del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional.

La primera de las ponentes se encargó de abordar los conceptos de asimetría penal y presunción de inocencia, a raíz del advenimiento de determinadas tendencias políticas que han hecho que, según explicó, se cuestionen e incluso se reinterpreten resoluciones judiciales en torno a temas que “parecía que estaban superados”. “Es conveniente recordar que estas cosas que se están cuestionando tienen una respuesta jurídica clarísima, que no se vulnera ningún derecho y que, al revés, es un instrumento jurídico para proteger a las mujeres, y no para vulnerar a nadie”, señaló la fiscal, para quien la legislación vigente “no estigmatiza al varón heterosexual, ni persigue a los hombres; persigue a los hombres maltratadores”. En este sentido, Gisbert instó a los colegiados y al resto de profesionales del ámbito jurídico a que se doten de las herramientas necesarias para saber responder a la sociedad sobre todas estas manipulaciones.

Tras su charla –retransmitida en streaming a través de internet y en las delegaciones de Motril, Baza, Huéscar, Guadix y Loja-, la magistrada Tardón Olmos continuó con la jornada centrándose en su caso en la respuesta penal a la violencia de género cometida a través de las TIC y los riesgos que conlleva la sociedad de la información y el conocimiento que, “aunque ha abierto muchos caminos y posibilidades, también proporciona herramientas a la gente que quiere usarlas para hacer daño a los demás” y, en el ámbito de la violencia de género, puede ser tan inconmensurable que la mujer sea incapaz de afrontar la situación, aseguró la experta, aludiendo a algunos de los últimos casos más mediáticos.

No obstante, la magistrada resaltó que el principal problema de las TIC es que, a pesar de que la reforma del Código Penal de 2015 ya integró una respuesta penal a la mayor parte de estas conductas, “a medida que van a avanzando las tecnologías, van adaptándose nuevos modos de hacer daño, de abusar y de someter y, encima, son comportamientos que, muchas veces, ni siquiera son considerados como lesivos, sino que la víctima los va interiorizando como algo normal, sin darse cuenta de que está entrando en una situación de riesgo terrible”. Además, “aunque dejan huella digital, también es muy volátil y permiten el anonimato, por lo que, muchas veces, descubrir los delitos no resulta fácil”, adujo Tardón Olmos.

Puede ver el vídeo de la jornada en este enlace.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar