Un foro conjunto entre los Colegios de Madrid, Málaga y Granada trata los juicios telemáticos

Jornada Juicios Telemáticos UN.jpg

Con el objetivo de formar a los letrados sobre las vicisitudes de los juicios virtuales introducidos en la nueva realidad, los Colegios de Abogados de Madrid, Granada y Málaga celebraron el 21 de julio un foro conjunto sobre Justicia telemática, con ponencia del abogado granadino, Alberto Salas, diputado también de la Junta de Gobierno de la Corporación y presidente de la Comisión de Nuevas Tecnologías y Habilidades de la institución.

El encuentro formativo, impulsado por la Sección de Derecho Procesal de la Abogacía madrileña, contó con una bienvenida de los decanos de los Colegios organizadores: Leandro Cabrera (Granada, Francisco Javier Lara (Málaga) y José María Alonso (Madrid). En este sentido, el decano granadino destacó la necesidad de acelerar los trámites de lo que parecía un futuro lejano y aprovechar este tipo de acciones para que los abogados adquieran conocimientos y conozcan recursos para aplicarlos en el ejercicio diario. “Tenemos que acelerar los trámites de lo que parecía un futuro relativamente lejano”, señaló Cabrera.

Por su parte, su homólogo en Málaga destacó la capacidad de estar a la altura de la Abogacía institucional y de los despachos, a diferencia de la Justicia, y la importancia de exigir a la Administración esa adaptación a la actual situación. “Hemos visto cómo toda España ha teletrabajado durante la pandemia, salvo la Justicia, a excepción de los servicios básicos” denunció Lara. En este sentido, el decano de Madrid explicó que la gran asignatura pendiente de la Justicia es ser capaz de llevar a cabo los juicios por vía telemática, como vía para descongestionar la Justicia y facilitar la conciliación laboral de los profesionales.
“Nuestra forma de trabajar y de relacionarnos con los clientes, la Administración de Justicia y los operadores públicos va a cambiar de manera radical y, aunque parecía que era una cuestión de futuro, es absolutamente presente”, aseveró Alonso.

Tras las introducciones, tomó la palabra el ponente invitado, que organizó su exposición en dos grandes bloques: los juicios virtuales y su problemática y el desarrollo tecnológico de la Abogacía y digitalización de los despachos.

En cuanto al primer punto, Salas aportó unas notas generales sobre la normativa que regula los juicios telemáticos -con referencia a los artículos 229 y 230 de la LOPJ, el Real Decreto 1065/2015, de 27 de noviembre, el artículo 19 del Real Decreto 16/2020 o la Guía para la celebración de actuaciones judiciales telemáticas del CGPJ-, así como una mención a la STS 331/2019 donde el Supremo recuerda que la declaración por videoconferencia en el juicio es equiparable a la presencia física.  “Yo soy defensor de este sistema, pero no estoy de acuerdo con esto y no quiere decir que todo se deba celebrar así”, opinó el letrado.

A continuación, el experto abordó diferentes cuestiones de interés relacionadas con la celebración de los juicios telemáticos, como la forma de autenticación de los intervinientes, el desarrollo de actuaciones con trascendencia interna y externa con abogados o ciudadanos, la importancia de que estas actuaciones tiendan a integrarse en un único Expediente Judicial Electrónico, la vuelta de la exigencia de uso de la toga, o si la preferencia de medios telemáticos en el ámbito de la Justicia se va a limitar a la etapa de la crisis sanitaria y tres meses después. “Estamos ya viendo que el coronavirus no se va terminar de un día para otro y se van a cumplir esos tres meses tras el Estado de Alarma y no veo muy claro que se deje de usar este sistema en octubre”, adelantó Salas.

Asimismo, el abogado también explicó a los más de 700 inscritos en la jornada cuál es la forma de celebración de los actos telemáticos, señalando los principios afectados (como los de publicidad, contradicción, inmediación, oralidad, confidencialidad, derecho de defensa o protección y conservación de la información, entre otros) y su problemática, así como dónde se pueden celebrar los actos procesales y los requisitos y condicionantes técnicos necesarios para implementar esta Justicia telemática.

Respecto al segundo bloque de contenidos, Salas profundizó en los procesos, recursos y aplicaciones informáticas disponibles para el colectivo profesional para una eficaz gestión del tiempo. “Se puede trabajar de forma tecnológica y ganar mucho tiempo con la aplicación de determinados recursos y, en definitiva, mejorar la productividad y la calidad de vida de todos nosotros”, aconsejó. En este sentido, el ponente insistió en que la transformación tecnológica de los despachos es una inversión, no solo de dinero, sino de tiempo, porque permite maximizar la eficiencia en el trabajo, mejora la atención al cliente y amplía a nuevos nichos de mercado, da una respuesta más rápida a las necesidades y permite la automatización de procesos rutinarios.

Asimismo, Salas compartió con los abogados cómo conseguir estas ventajas, incorporando mejoras en hardware y software, pero también informatizando los procesos, digitalizando los documentos y apostando por el marketing digital. “Esto se logra a través de medidas y procesos tecnológicos que favorezcan la gestión de los expedientes, los procesos, la economía del despacho, el tiempo y la accesibilidad y movilidad”, indicó el letrado, aportando por último sugerencias de programas y aplicaciones de utilidad para el colectivo, como discos duros en red (NAS), plataformas de firma avanzada o biométrica y de envíos de certificados del CGPE, listas de notas, calendarios o centralitas virtuales, entre otros recursos tecnológicos.

Puede acceder al vídeo de la jornada, en este enlace.

El Sitio Web www.icagr.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de CookiesX Cerrar